Mostrando 1–24 de 39 resultados

Apliques de pared negros

Los apliques de pared negros son una parte importante de cualquier habitación. Dan atmósfera a espacios tanto grandes como pequeños. Los apliques de pared negros están disponibles en muchos estilos diferentes, por lo que hay un aplique de pared que se adapta perfectamente a su habitación. ¿Cuál es el tuyo?


Oportunidades

Lo mejor de las apliques de pared es que son fáciles de instalar. Debido a que cuelgan en la pared, no es necesario tener un piso y puedes colocarlos en cualquier lugar. Por ejemplo, use los apliques de pared negros para resaltar una pintura o cuelgalos junto a tu silla para una lectura encantadora. Estos apliques negros también son perfectos para usar como lámpara de noche o, por ejemplo, para colgar en su escritorio.

Gran colección de apliques de pared negros

Hay muchos modelos diferentes en Lámparas en Línea. Además, un aplique de pared negro se puede combinar con muchos otros accesorios. Si colocas un aplique negro en la sala de estar, por ejemplo, es maravilloso combinarla con otros materiales robustos. Por ejemplo, colóquelo sobre un escritorio de madera y otros accesorios negros, como marcos de fotos para que sea un rincón especial. O coloque el aplique negro junto a su silla favorita para leer, el toque necesario de luz ambiental en el salón.

Dormitorio romántico y moderno

Un aplique de pared negro también puede ser útil en el dormitorio. Es fácil colocarla encima de las mesita de noche. Use materiales robustos para una apariencia más industrial o materiales más suaves como la madera o el color dorado para una sensación más romántica. Las combinaciones con los apliques de pared negras son infinitas.

Una estancia uniforme

Todos tenemos un estilo propio, pero sea cual sea siempre buscamos sacar el máximo partido al espacio, y que visualmente, nos quede una habitación que parezca salida de una revista de decoración. ¿Cómo conseguir este efecto? Combina nuestros apliques de pared negros con otras lámparas negras. Lámparas de techo para el dormitorio, una lámpara de pie para el salón o incluso flexos negros en el escritorio. Todos los detalles cuentan.