Mostrando 1–24 de 53 resultados

Apliques de pared blancos

Los apliques de pared blancos pueden ser los más flexibles en cuestión de decoración. La practicidad de un aplique blanco hace que encaje al lado del sofá para leer, en la mesilla de noche e incluso en la cocina. Además, estas lámparas también pueden ser muy elegantes. Con una lámpara blanca, las formas y el diseño son particularmente llamativos. ¡Hay muchas opciones! Por ejemplo, puedes elegir entre lámparas de pared tradicionales, modernas, de diseño, industriales, extensibles y minimalistas. Hay lámparas de pared que son completamente blancas o con cromo o madera. También se ha pensado en los niños con lámparas de pared blancas en forma de divertidas figuras como gatos, ovejas y nubes. ¡Todo a tu alcance!


¡Con el blanco no hay dudas!

Un aplique de pared blanco destaca con todos los colores. Además de permitir un ambiente diáfano si eres un apasionado del minimalismo, las lámparas de pared blancas forman un bonito contraste con los colores brillantes. Sobre todo, si es la lámpara incluye detalles en madera o metal. Dondequiera que coloques un aplique blanco, es un valor seguro, encaja a la perfección con todo tipo de colores y texturas. Eso sí, si eres un apasionado de la decoración escandinava no hay ninguna duda, un aplique de pared blanco es lo que necesitas.

¿Por qué elegir un aplique en blanco?

El color blanco transmite frescura y luminosidad. El blanco no le da efectos coloridos extra a un haz de luz. Una lámpara de pared con vidrio blanco o pantalla blanca difunde la luz exactamente como lo desee, creando una atmósfera acogedora. Una lámpara de pared en blanco es especialmente fácil de combinar, ya que la mayoría de los interiores tienen suficientes elementos blancos para crear un conjunto bien equilibrado.

El blanco es atemporal

Es difícil pensar en que un aplique blanco vaya a pasar de moda. El blanco es y siempre será. Por lo tanto, la próxima vez que compre una lámpara de pared, considere elegirla en blanco. ¡Lo disfrutarás por mucho tiempo!