Mostrando 1–24 de 73 resultados

Lámparas de estudio

Al sentarnos a trabajar delante del ordenador, o a estudiar largas horas frente al escritorio debemos saber que lo principal es cuidar nuestra vista. Por ello, en lámparas en linea hemos recopilado lás lámparas de escritorio, los flexos y las lámparas de pie más adecuadas para que además de concentrarte en tu estudio, disfrutes de la iluminación más decorativa.


Cuando realizamos tareas pesadas que requieren tiempo como estudiar, leer, dibujar o incluso coser no dedicamos el suficiente tiempo a escoger un sitio bien iluminado y cómodo que evite cansancio. Y es que los síntomas son claros, los dolores de cabeza y los ojos cansados no perdonan después de una tarde intensa frente al escritorio. Por ello anticipándonos a un problema muy recurrente sobre todo entre jóvenes, hemos querido recopilar una serie de consejos que eviten estos dolores innecesarios.

Dónde colocar la luz

Por supuesto que lo primero que debemos hacer es intentar colocar el escritorio, la silla o dónde quiera que trabajemos cerca de una fuente de luz natural. Un escritorio frente a la ventana nos dará claridad durante el día, pero cuando acaba la luz natural siempre tenemos que tener una lámpara de estudio cerca para no perder el ritmo. La luz se debe recibir desde arriba en la medida de lo posible, pero siempre evitando reflejos molestos. Para ello son una gran opción lás lámparas flexibles u orientables, que podrás adaptar según tus necesidades cada momento. También destacar que la colocación de la lámpara de estudio está determinada por si somos zurdos o diestros, que deben recibir la luz del lado contrario, es decir, por el lado derecho en el caso de los zurdos, y por el izquierdo si somos diestros.

Todo ello por supuesto, depende de dónde realicemos la actividad, si es un escritorio lo mejor será un flexo con brazo articulado o flexible, o incluso un aplique que no quite ningún espacio a la mesa de trabajo. Si estamos leyendo un buen libro en el salón quizá lo más interesante en este caso sea una lámpara de pie, o si estamos cosiendo frente a la máquina puede que una lámpara de pie de lectura o un aplique se adapten mejor a tu zona de trabajo.

Tipo de luz

Las temperaturas recomendadas para actividades que requieran mucha atención, como el estudio o la costura, requieren de luces frías para que no perdamos la concentración ni tengamos fatiga ocular. Por ello, si vas a realizar una de estas tareas lo mejor es que lo hagas bajo una luz fría de al rededor de 4000 a 6000K. Y es que estas luces frías ayudan a la concentración y al rendimiento. Así que si estás buscando una lámpara de estudio, tienes que estar pendiente del color de luz que emite. Como consejo, si aprovechamos las noches para trabajar o estudiar, es importante que en contraste con esta luz fría haya otra fuente de luz adicional más cálida para no tener exclusivamente los ojos expuestos a una luz tan fuerte en un entorno oscuro, evitando de nuevo la fatiga ocular.

Lámparas de estudio LED multifuncionales

¿Cuánto tiempo pasas sentado estudiando o leyendo? Si estas tareas ocupan la mayor parte de tu tiempo no dejes de considerar las lámparas LED. Y es que estas lámparas te permitirán ahorrar en tu factura de la luz mes a mes, y encima tienen una vida útil de más de 10 años. Otro consejo es que además de contar con una lámpara de estudio led, también tengas en cuenta que puede ser regulable. Tanto si incluyen regulador como si necesitan de uno externo, es una opción que debes considerar a a hora de darle versatilidad a tu lámpara de estudio. Y es que nuestra lámpara puede ser más práctica si además de utilizarla para arduas tareas como coser, se puede bajar la intensidad de la luz y crear un ambiente agradable donde relajarnos luego.