Tendencia Hygge

Tendencia Hygge

Seguro que muchos apasionados de la decoración ya habéis oído hablar del Hygge, pero para aquellos a los que este concepto les sea nuevo, no podéis perderos la última tendencia para interiores que llega directamente desde Dinamarca.

Tendencia Hygge

Si Dinamarca es uno de los países más felices del mundo tiene que ver con el concepto de Hygge. ¿En qué consiste esta forma de vida? Bueno, ni que decir tiene que en los países nórdicos el clima provoca que sus habitantes pasen mucho en tiempo en casa, y esto hace que sepan disfrutar del tiempo en su hogar. Lo que nosotros consideramos peli y manta en los meses de invierno, los daneses han conseguido que se transforme en una tendencia en decoración donde busquemos que nuestra casa sea lo más acogedora posible, con rincones para relajarnos y disfrutar de nuestra familia y tiempo libre. Materiales naturales, colores cálidos y mucha luz son los elementos ganadores para convertir tu casa en un paraíso de felicidad danesa.

La iluminación es uno de los puntos centrales dentro del Hygge, ya que una buena iluminación puede transformar un ambiente y crear una atmósfera única. Por ello, esta pasión nórdica por la iluminación se transforma en preciosas chimeneas, velas por toda la casa y lámparas que iluminan los rincones para aprovechar todo el espacio.

Materiales naturales

Cuando pensamos en la decoración nórdica rápidamente nos vienen dos palabras a la cabeza: blanco y madera. Y es que la decoración escandinava está predominada por ambientes limpios y sencillos donde los materiales naturales son los grandes protagonistas de la estancia. Grandes mesas de madera, plantas en el hogar, decoración que imita a cemento, lana… Apuesta por ellos y estarás un paso más cerca de conseguir un hogar único.

Si hablamos de materiales naturales también necesitamos plantas. En una casa estilo hygge no pueden faltar plantas con mucho color y ese verde que decora y enamora a todos los interioristas. Y por qué no, también puedes acompañarlas de unas hermosas lámparas verdes o incluso lámparas rústicas de techo que resalten su belleza y den luz a toda la habitación.

Colores suaves

El término hygge indica que debemos disfrutar de las pequeñas cosas, encontrar aquello que nos haga sentir bien. Si esto lo aplicamos al color, los colores suaves son los grandes ganadores, con un común principal en la decoración, apuesta por el blanco. El blanco es el tono por excelencia en cuanto a estilo nórdico se refiere, y esto queda claro si buscamos inspiración hygge. Además de este color, se pueden utilizar otros tonos suaves como los grises, beige o los tonos pastel. El ambiente debe sentirse limpio y pulcro para transmitir tranquilidad. Por ello decídete por lámparas blancas, que den profundidad al espacio y transmitan esa serenidad, por grises suaves y colores topos que inviten a quedarse.

La luz importa

Si hay una imagen que transmita claramente qué es el Hygge nos tenemos que imaginar en el sofá con una buena manta a la luz de las velas. Y es que este término se traduce como acogedor, bienestar, y eso se transmite perfectamente en un ambiente relajado con una luz tenue. Pero no sólo debemos pensar en las velas, sino en la luz tenue que emiten. Actualiza tus lámparas con unas bombillas regulables que permitan bajar la intensidad de la luz, pudiendo convertir cualquier momento en íntimo simplemente utilizando el regulador, ¿Fácil verdad?. Si esto no te convence, también puedes optar por poner faroles o lámparas de mesa en rincones concretos que aporten esa calidez y luz ambiente que buscas. Puedes utilizar en ellos una bombilla con color de luz cálido como el de una vela y problema resuelto.

Dile adiós al desorden y hola al reciclaje

Hemos visto que el secreto es decorar el espacio de tal manera que transmita tranquilidad, y para ello el color, la luz y los materiales naturales son los puntos principales para conseguirlo. ¿Pero te has preguntado por qué? Estos ambientes transmiten paz, con colores que alejan en estrés e invitan a relajarnos. El desorden no es bienvenido ya que interrumpe en ese ambiente de calma que queremos transmitir, y estos puntos nos ayudan a conseguirlo. Además, dentro de la tendencia Hygge también encontramos la pasión por utilizar ciertos objetos vintage, o al menos, que transmitan esta apariencia envejecida y den ese toque especial a nuestra decoración. Debemos quedarnos con aquellos objetos que nos traigan recuerdos y tengan un valor sentimental para conseguir la decoración de la felicidad. Y si no tienes nada de este estilo en tu casa no te preocupes, nuestras lámparas vintage quedan de maravilla para este estilo.

¿Qué te ha parecido esta tendencia? ¿Lo vais a intentar en casa? Si aplicáis nuestros consejos estamos seguros de que conseguiréis estar un pasito más cerca de la felicidad, sólo hay que disfrutar de las pequeñas cosas. Y si necesitas alguna idea para aplicar esta tendencia, no dudes en seguirnos en Instagram, donde encontrarás toda la inspiración necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + diez =